gototopgototop

PDFImprimirE-mail

La futura cooperativa de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño número 1 de Reocín podría convertirse en proyecto piloto para la creación de nuevos viveros de empresas en centros de formación cántabros

Representantes de la Mancomunidad de Municipios Altamira-Los Valles y de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño han presentado esta semana a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte los avances de su proyecto cooperativista, tras la visita realizada al Centro de Innovación vasco, TKNIKA.

 

Puente San Miguel, 09.05.2014 

 

La Mancomunidad de Municipios Altamira-Los Valles –que preside Ricardo Becerril Ibarrondo- y la Escuela de Artes Plásticas y Diseño Nº1 de Reocín, siguen dando pasos firmes para la puesta en marcha de una cooperativa -ligada a la Escuela de Artes Plásticas y Diseño- que sirva como vivero de empresas para sus estudiantes, al tiempo que se convierte en proyecto piloto para la creación de nuevos viveros de empresas en otros centros de la región. Se trata de un proyecto pionero en Cantabria que –tal y como afirma Becerril- “está en la línea de trabajo de fomento del emprendimiento de la administración regional y responde a las exigencias del nuevo contexto socioeconómico y laboral”.

 

Esta semana, la representante de la Agencia de Empleo y Desarrollo Local, Maite Carral Lorenzo, y los de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño: su director, Jesús García, y la profesora de FOL (Formación y Orientación Laboral), Marián Villar, han visitado el centro de TKNIKA en Errentería. Se trata de un Centro de Innovación para la Formación Profesional del Gobierno Vasco que desarrolla, entre otros, dos programas que tomará de referencia el equipo de trabajo formado por Mancomunidad-Escuela de Artes; se trata de los programas: URRATSBAT e  IKASENPRESA. El primero de ellos trabaja la simulación de creación de empresas con los estudiantes, y el segundo ofrece el apoyo material, técnico y humano para que alumnos y exalumnos pongan en funcionamiento sus ideas de negocio.

 

Aunque en Cantabria se trabaja ya la educación emprendedora, Mancomunidad y Escuela de Artes quieren dar un paso más. Al igual que sucede en TKNIKA quieren incorporar en la propia Escuela los recursos necesarios para que alumnos y exalumnos puedan crear su empresa, incluso, que puedan utilizar las instalaciones y maquinaria de la misma.

 

El siguiente de los pasos –también aplicado ya en la comunidad vecina- es la creación de una red que integre a todos los centros y entidades que trabajan en el fomento del emprendimiento para aprovechar sinergias y sacar la máxima rentabilidad al capital material, humano y a las ideas.

 

Apoyo de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte

 

El tercer eje de acción es el Gobierno Cántabro. Según los representantes de la Mancomunidad de Municipios Altamira-Los Valles y de la Escuela de Artes Plásticas y Diseño Nº 1, la disposición del Gobierno Cántabro –que ya está trabajando en el fomento de la cultura emprendedora- ha sido muy buena. En estos momentos se está elaborando el documento definitivo que se presentará a la Consejería para que ésta arbitre los recursos necesarios que hagan realidad la cooperativa e, incluso, extrapolar la idea a otros centros. Según ha señalado Maite Carral, agente de empleo y desarrollo local de la Mancomunidad: “vamos por el buen camino. La respuesta de la Consejería ha sido muy positiva. Estamos contentos. Ellos ya están desarrollando líneas de trabajo para fomentar el emprendimiento. Nosotros tenemos ahora que elaborar un documento exhaustivo con las características y necesidades que tenemos. La idea es que nuestra cooperativa sea un proyecto experimental que luego sea aplicable al resto de la comunidad”.

 

template joomla 1.7
Copyright © 2017 Mancomunidad Altamira Los Valles. Todos los derechos reservados.
Desarrollo Web Zarpa.net

Utilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Para saber más del uso de las cookies Política de privacidad.

Acepto el uso cookies en esta web.